Ya sólo queda despedirnos de las cariñosas familias que nos han acogido y del grupo de excelentes profesores y monitores con los que cuenta la Kent School of Language.
Para los profesores responsables de este viaje Juan Linares y David Mata ha sido una gran satisfacción el formar parte de este programa y poner nuestro granito de arena por el bien de la excursión. Misión cumplida con el alumnado contento en el retorno, satisfecho por la experiencia, y sin duda con ganas de volver el próximo año.