Cuando bajamos a desayunar sabíamos que nos esperaba un largo día de autobús por delante. Era el día en el que regresábamos a Almuñécar y los chicos habían dormido poco y estaban cansados.
Salimos sobre las 8:00h dirección Huelva. Allí teníamos programada la visita al Museo Arqueológico y la comida.
El Museo de Huelva consta de tres secciones: la de etnología, la de arqueología y la pinacoteca. Nosotros visitamos la arqueológica en la que son destacables los objetos de El Pozuelo y los útiles datados en el Paleolítico, el Neolítico y la Edad de bronce. También son interesantes algunos artefactos fenicios y griegos y objetos de origen romano.

El profesor David Mata lanzó un reto a los alumnos: encontrar entre ellos un anillo de oro en el que apareciera grabado un grifo (personaje mitológico mitad águila, mitad león).
Tras algunos minutos buscando entre los innumerables objetos lograron encontrar al fin la hermosa pieza.

Se trata de un anillo de oro macizo en el que aparece un grifo sentado con las alas extendidas y mirando a la derecha.
Se encontró en una tumba y por las deformaciones que presenta parece que alguna vez fue usado como colgante.

Al salir del museo pusimos de nuevo rumbo a Almuñécar. Tardamos aproximadamente cinco horas en llegar a la estación de autobuses que nos vio partir.
Hemos vivido momentos hermosos en este viaje, que siempre quedarán en el recuerdo. Gracias a todos por formar parte de esta inolvidable experiencia.